Boda Civil vs. Boda Religiosa

Hola chicas prometidas! o pre-prometidas! Si no sabes por donde empezar, aquí te traemos una serie de tips útiles para no agobiarse antes de tiempo.

El primer  tip de la serie va sobre… ¿Qué tipo de boda te imaginas? No hay dos bodas iguales, pero sí primeras decisiones que hay que tomar para poder arrancar. Y sí, sabemos que son díficiles, pero también irremediablemente necesarias. Por eso, para hacerte la vida un poquito más sencilla en estos primeros meses, te detallamos muy brevemente algunos puntos clave.

¿Lo tienes claro? Si la respuesta es no… Aquí va el primero de los post útiles de esta serie de La Agenda de la novia.

Tacha elementos de la lista, mes a mes, con nuestro RETROMINING aquí.

Imagen de portada: Sara Lobla

Boda Civil vs. Boda Religiosa

 

La realidad es que las bodas religiosas –especialmente las católicas- han predominado en España durante siglos. La tradición católica ha marcado tendencia, aunque poco a poco comienzan a ganar peso las ceremonias civiles. ¿Por qué? Te preguntarás: las razones son muchas… un mayor desapego hacia lo religioso y la existencia de fórmulas cada vez más flexibles para personalizar la ceremonia civil ayudan a inclinar la balanza cada vez más hacia las bodas “civiles”. Y es que para muchas parejas la falta de posibilidades a la hora de hacer más ‘romántica’ la celebración civil se convertía en el motivo para no decantarse por esta fórmula. Señoras… estamos en el s.XXI y hoy en día es posible celebrar este tipo de enlaces en casi cualquier emplazamiento y personalizar además el discurso a gusto de la pareja.

Photographer: IZO Photography

· Diferencias legales ·

Legalmente tanto monta, monta tanto. Partiendo de esta idea, tanto el matrimonio civil como el matrimonio católico tienen los mismos efectos: cambiar el estado civil de la pareja. De este modo, el primero funciona como un mero contrato, generando derechos y obligaciones que deben cumplirse para evitar repercusiones legales y, además, como todo contrato, puede disolverse. Sin embargo, el matrimonio religioso tiene también una connotación espiritual que hace que, por ejemplo, no pueda disolverse con tanta facilidad. Por eso puede ocurrir que una pareja esté divorciada legalmente a ojos del Estado, pero no de la Iglesia o de la institución religiosa a la que pertenezca. Así, la vocación del matrimonio religioso es de perpetuidad, al estar sujeto también a las reglas marcadas por la religión de que se trate.

Fotografía: Raquel Benito

· Diferencias económicas ·

Ojo! tampoco es para tanto. Pero la celebración de una boda civil conlleva algunos costes (notario, juez, alcalde…) que varían en función del lugar y de la vía que se elija. En el caso del matrimonio religioso, en general no conlleva ningún coste fijo, aunque se sugiere un donativo o aporte voluntario (-donativo, voluntario-). Además, hay que tener en cuenta que desde julio de 2015 existe la posibilidad de llevar a cabo un matrimonio (civil) ante notario, una opción que puede ser más económica que la del juzgado.

Fotografía: Serafín Castillo

· Diferencias registrales ·

Ojo al dato en este punto! Para que surjan efectos legales tanto el matrimonio civil como el católico deben ser registrados, por lo que después de acudir a la Iglesia tocará ir al Juzgado o Ayuntamiento para realizar el comunicado de la boda. Es decir, aunque la ceremonia sea religiosa, normalmente irá acompañada del mismo trámite que una boda civil, ya que es necesaria su inscripción en el Registro Civil.

Fotografía: lightoffeathers

· ¿Qué ritos religiosos están reconocidos? ·

En España, está claro que la fórmula religiosa más habitual es la católica, pero existen acuerdos por parte del Estado español no sólo con la Iglesia Católica -para que éste tenga plenos efectos civiles-, sino también con la Iglesia Evangélica, las Comunidades Israelitas y las Comunidades Islámicas en España. 

Fotografía: Gore Vázquez

En la actualidad se reconocen efectos civiles a todo matrimonio “religioso” que cumpla la normativa sobre su inscripción en el Registro, y no al matrimonio exclusivamente por la Iglesia católica. Y esta inscripción resulta, además, muy sencilla: tan solo es necesario presentar una certificación de matrimonio religioso en el Registro Civil. Además, desde 1 de julio 2005 se considera a efectos civiles como matrimonio tanto la unión heterosexual como la unión entre personas del mismo sexo.

Boda Civil


Trámites y Documentación
Para contraer matrimonio civil hay que tramitar un expediente en el Registro Civil de la localidad donde os vayáis a casar, siendo necesario que uno de los dos miembros de la pareja esté empadronado en la localidad. Necesitaréis:

– Certificados literales de nacimiento de los dos miembros de la pareja (tienen una validez de tres meses y se tramitan en el Registro Civil del lugar de nacimiento)
– Certificados de empadronamiento o residencia acreditativa del domicilio durante los dos últimos años de los dos miembros de la pareja (tienen una validez de tres meses y se tramitan en el Ayuntamiento)
– Fotocopia u original del DNI, pasaporte o tarjeta de residencia
– Instancia de solicitud de matrimonio (se tramita en el Registro Civil del municipio donde os caséis)
– Declaración jurada sobre el estado civil de los contrayentes (es un formulario contenido en la instancia de solicitud de matrimonio)

Boda religiosa


Trámites y Documentación
Tendréis que presentar la documentación siguiente:

– Certificados literales de nacimiento de los dos miembros de la pareja (tienen una validez de tres meses y se tramitan en el Registro Civil del lugar de nacimiento)
– Certificados de bautismo de los dos miembros de la pareja (se piden en la parroquia donde fuisteis bautizados)
– Cuando los cónyuges proceden de una diócesis diferente a la de la iglesia donde se oficiará la boda o cuando se ha pasado más de un año en el extranjero, se necesita un certificado de soltería eclesiástico (se pide en la parroquia actual)
– Cuando los novios pertenecen a cultos diferentes, se necesita también una dispensa
– Certificado que acredita la asistencia de la pareja al cursillo prematrimonial
– Después de la boda religiosa, tenéis un plazo de cinco días para inscribir el matrimonio en el Registro Civil. No os preocupéis si tenéis que salir de viaje, ya que este trámite no tiene que hacerse personalmente y podéis enviar a algún amigo o familiar

 

 

 

¿Tú qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.